Procedimientos
no quirúrgicos

Image

Procedimiento

Botox

La toxina botulínica es una proteína natural purificada que relaja los músculos faciales devolviéndole la tersura y luminosidad al rostro y lo mejor de todo manteniendo una expresión facial natural. Es un tratamiento eficaz, seguro y cómodo que se inyecta mediante una aguja muy fina en el tercio superior del rostro; específicamente en los músculos responsables de la contracción muscular como el entrecejo, frente o patas de gallo, para conseguir la eliminación o atenuación de las mismas y prevenir la aparición de arrugas nuevas. El rejuvenecimiento es evidente a partir del segundo o tercer día de forma progresiva y la duración de los mismos oscilan entre 3 y 6 meses; tiempo en el que la expresión facial se nota más relajada, dando un aspecto descansado.





Image

Procedimiento

Relleno facial(ácido hialurónico)

El ácido hialurónico es un material de relleno reabsorbible y biocompatible. La infiltración de este favorece a la formación de colágeno y elastina combinada con una acción antioxidante, permitiendo así rellenar arrugas del código de barras, frente, ojeras, surco nasolabial, líneas de marioneta, etc. lo que contribuye a darle a la piel un aspecto más terso, joven y luminoso. Los efectos del tratamiento son inmediatos y la duración de los resultados dependerá tanto de la densidad del producto como del tipo de piel, estilo de vida etc., pero generalmente oscilan entre 6 meses y 8 meses en adelante.


Image

Procedimiento

Plasma rico en plaquetas

La revitalización facial con Plasma Rico en Plaquetas – PRP nos permite detener el proceso de envejecimiento y restaurar el normal funcionamiento de la piel, promoviendo una notable regeneración celular, logrando una piel más luminosa, hidratada y lozana, además ayuda a mitigar la formación de arrugas, rejuvenecer la piel y mejorar su textura. El tratamiento se realiza con el uso de plasma rico en factores de crecimiento; un material biológico que se obtiene de la misma sangre del paciente a tratar, tomando una muestra por una punción venosa, que posteriormente se centrifuga para separar los distintos componentes (glóbulos blancos, rojos, plaquetas, plasma). Y que posteriormente se aplica mediante microinyecciones en la zona facial, cuello, escote y manos para combatir los signos del envejecimiento.







Image

Procedimiento

Peeling químicos

El peeling químico es un procedimiento que consiste en exfoliar la piel con la aplicación de un agente abrasivo que provoca una alteración limitada y controlada de la epidermis y sus capas superficiales, con el objetivo de mejorar y restaurar el daño causado por la exposición solar y envejecimiento prematuro. Este tratamiento ayuda a la eliminación de manchas, arrugas finas, poros dilatados, e incluso marcas de acné. Se efectúa generalmente en la piel del rostro, pero también puede aplicarse en otras zonas corporales como escote, espalda, manos, etc. El peeling ayudará a mejorar el aspecto de la piel ya que, al eliminar las capas más superficiales de la epidermis, se produce una renovación de la misma, haciendo que luzca más joven, luminosa y con menos manchas, devolviendo a la piel el color, la textura y el tono perdido con el paso del tiempo y la injerencia de agentes nocivos como el sol, tabaco, estrés, etc.


Image

Procedimiento

Eliminación de lunares

Los lunares o nevus melanocítico se encuentran por todo el cuerpo y presentan gran número de formas y tamaños. Aunque aportan personalidad al rostro y a la piel, en ocasiones producen el efecto contrario, restando belleza y armonía, sobre todo en la cara. Se recomienda la eliminación de los lunares cuando son demasiado grandes, sus contornos son irregulares, asimétricos o con colores inusuales e incluso cuando provocan picor o dolor. Hoy en día existen técnicas para remover lunares; una de ellas es con láser ablativo que elimina capas de piel y estimula la creación de colágeno o con un simple proceso quirúrgico. El médico establecerá si es necesario realizar alguna biopsia posterior al procedimiento, para valorar cualquier posible anomalía cutánea.